La dignidad del que rebusca en la basura

Hace tiempo que salió la noticia de que se iban a instalar candados en los contenedores de supermercados en Girona. La excusa era evitar problemas de salud pública, pero la solución no me pareció muy adecuada. Es que ni siquera es una solución al problema, que es “que haya gente tan necesitada que necesita buscar comida caducada en contenedores”.

En Suecia tenemos también gente buscando desperdicios que puedan rentabilizar, no ibamos a ser menos. Uno de los más codiciados son las latas y botellas en buen estado, porque te devuelven dinero contante y sonante cuando las reciclas. Y es que se paga por adelantado, 1sek (unos 0,1€) para latas y botellines o 2sek (0,2€) para recipientes grandes, y el dinero te lo devuelven si lo reciclas. Es una especie de multa por adelantado por no reciclar.

ikea_pase_pantEs común ver por la calle gente con bolsas azules del IKEA llenas, buscando en las papeleras más latas y botellines que personas no han querido reciclar por la razón que sea. He visto hasta gente con pinzas extensibles rebuscar entre el reciclaje de metal para encontrar latas. Y qué ha hecho la entidad encargada del reciclaje? Pues ha puesto unos “contenedores” especiales al lado de las papeleras.

Si no quieres reciclar la lata, la dejas ahí para que alguien con más tiempo, o más neceistado, la pueda coger con un poco más de dignidad. En estas situaciones es donde se demuestra la altura (o bajura) de nuestros gobernantes.

Anuncios

¿Verterdero o planta incineradora?

Cuando vivíamos en el Gipuzkoa estaba en auge la polémica de la planta incineradora que se quería construir en Zubieta (Donostia), y la ya tiempo atrás descartada planta incineradora del Txingudi. No he seguido informándome, pero es un tema recurrente: ¿queréis un moderno vertedero como el de San Marcos o una moderna planta incineradora? La oposición de los grupos ecologistas (y afines) a las incineradoras enfanga el debate, por lo visto ellos son más de generar montañas de basura que expulsan gases y agua contaminada durante décadas. O quizá no se han parado a pensar en el problema de manera global. Personalmente, yo soy más de quemar cosas (de manera controlada.)


Vertedero de San Marcos, en Errenteria. 

En Suecia sólo un 1% de la basura acaba en vertederos. Del resto, un impresionante 50% se recicla y el otro 50% se incinera para generar energía y calefacción. Sí, el calor residual se usa para calentar las ciudades, que aquí necesitamos calefacción muchos meses al año (más cuanto más al norte). Pero espera, aún hay más! Los suecos reciclan tanto que las plantas incineradoras se han quedado grandes, por lo que importan basura de otros países (Noruega, UK, Irlanda, o Italia por ejemplo) para quemarla. Cobramos por recibir la basura de otros, y además generamos energía eléctrica y aprovechamos las pérdidas térmicas. Y como número a tener en cuenta, la basura contiene aproximadamente 1/3 de la energía del petroleo, que no es nada despreciable.

Por supuesto, siempre están las emisiones de dioxinas y otras cochinadas que nadie quiere. Por lo visto las nuevas plantas son capaces de mantener unos niveles realmente bajos de estos gases nocivos y emisiones secundarias. Para desmitificar un poco cómo han pintado las plantas incineradoras en Gipuzkoa en la última década, echad un vistazo al siguiente vídeo (en inglés). 

Visto en IFLS. También podéis leer el artículo original, mucho más completo y en inglés, en Sweden.se.