Nos han robado el sol

Una inocente foto en tuiter, del tipo “mira qué pronto he llegado al curro hoy”, ha tenido una repercusión inesperada, resumida perfectamente en este tuit:

Porque por lo visto en el momento en que he puesto esta foto en distintos puntos de España era noche cerrada, a pesar de ser la misma hora:

La respuesta al “misterio” es sencilla y está muy manida ya: Centroeuropa y España se encuentran en el mismo huso horario, GMT+1, a pesar de que la Península Ibérica se encuentra centrada en el huso GTM+0, y queremos cambiarla para racionalizar horarios y ser más europeos. Entre Estocolmo y Madrid hay una hora y media de diferencia en la hora solar, así que sin tener en cuenta latitudes, vuestro amanecer es una hora y media más tarde que el mío.

Difference between sun time and clock time during daylight saving time: 0h ± 30m 1h ± 30m ahead 2h ± 30m ahead 3h ± 30m ahead

Diferencia entre la hora solar y la de tu reloj. En rojo, Galicia, son unas 2h 30min.

Y es que el tuit del pollo (@fr_carrillo) es mucho más metafórico de lo que él pretendía (esto?). Nos han robado el sol. Nos han cambiado el huso de sitio. Nos han obligado a hacer un horario antinatural. Quién? FRANCO. Si existe una Ley de Godwin con el fascio patrio, acabo de pasar la línea. O el huso.

Ya he hablado antes de los husos horarios, y es que fue un ingeniero ferroviario el que los inventó porque perdió un tren, y los fomentó porque ayudaban a la gestión de horarios en ferrocarriles. Pero por qué son los que son en la actualidad?

Standard_World_Time_Zones

Mapa de colorines

Si os fijáis, no es sólo España la que está fuera de su huso “natural”, sino que nuestros bienamados vecinos franceses también estarían mejor posicionados en GTM+0. Un vistazo a la wikipedia nos revela que, cuando se fijaron los husos de manera internacional en la conferencia de 1911, Francia se posicionó, con exquisito criterio, en GTM+0. Pero tras la ocupación alemana durante la segunda guerra mundial, los militares alemanes forzaron la misma hora en ambos países para coordinarse mejor. Si habéis mirado detenidamente, tras la 2a GM los franceses cambian entre GTM+1 y GTM+0 unas cuatro veces en dos años (sin contar horarios de verano), hasta que por fin se aclaran y deciden quedarse con el horario central europeo.

Y qué tiene que ver esto con España? Pues nuestro caso es mucho más prosaico. Franco quería ser BFF de Hitler, y cambió el huso horario para favorecer las relaciones con Alemania y los países ocupados.

Así que quién nos ha robado el sol? Franco y Hitler.

Se puede considerar esto un Godwin ya?

Anuncios

Tercer Blogiversario

Fijaos si tengo olvidado esto que se me ha pasado su cumpleaños. Ya me he aburrido del blog? Pues no, tendríais que ver mi carpeta de borradores. Pero no hay tiempo libre para mucho, así que lo vas dejando y dejando hasta que tienes que airear el blog porque huele a rancio y humedad. Aquí está mi aireamiento anual, una pequeña recopilación de lo que he hecho desde el anterior blogiversario.

Tres años tres

Comenzaba septiembre en modo quejica, porque nos tenían el tren paralizado. Y resulta que casi un año después volvemos a tener obras. Y lo que nos queda hasta 2021. Mejor lo dejamos. Os contaba que es mejor ponerte el casco cuando vas en bici, pero que las leyes que te obligan a llevarlo no funcionan para reducir las heridas. Sí, habéis leído bien, leed el artículo para ver donde está el truco. Os hablaba de maneras alternativas de dar clase en la universidad, varias veces. Hablaba de las gallinas felices, posaderas presidenciales (literal), y de cómo cambiar una vía con un tráfico inmenso sin paralizar la ciudad.

El post del que más orgulloso estoy es “A este juego le faltan dos cartas”, donde analicé las matemáticas de un juego de mesa que tengo por casa, el Dobble, probablemente el mejor juego para introducir a Muggles a juegos de mesa. Me quedé a las puertas de ganar el Carnaval de Matemáticas (con fallo favorable en un principio, debido a un error de conteo :_( ).

A pesar de que no tenía ninguna esperanza en un principio, creo que el hecho de hacerme ilusiones y resultar que no me llevé el primer puesto e el Carnaval hizo que dejara de escribir con ganas, los siguientes posts son más “a reacción”, en base a cosas que me iban pasando, como por ejemplo cuando en la previa a Eurovision en Suecia, el que lo petó fue el interprete de signos. También me cogí una mañana libre y me fui a la guardería de mi hijo a hablarles del eclipse de sol. Leí sobre el intento de el lobby del transporte por carretera de permitir camiones más largos y expliqué por qué no es bueno para el medio ambiente. Os encantó el post sobre los marineros gays contra submarinos rusos, que mira que os pirra todo lo que sea vacile y cachondeo.

En el último post decente, que es de antes de verano, os enseñaba que tenéis que tener cuidado con cómo escribís vuestros nombres en artículos científicos para que las arañas de los buscadores no mezclen churras con merinas (o Curros con Merinos, badum-tssssss).

Aparte de unos cuantos fillers, esto es lo que ha habido. Mirando hacia atrás, tampoco está tan mal, hay unos cuantos artículos con miga y he seguido escribiendo un poquito para Mapping Ignorance (dos míseros artículos?!). Será cuestión de no perder la costumbre, esto es como ir al gimnasio. Mierda, el gimnasio! :_(

De autorías científicas y Big Data

El Big Data es el término de moda. Pero me voy a poner un poco gili y voy a hablar de Bases de Datos, porque el Big Data a fin de cuentas no es más que la acumulación y manipulación de datos, a una escala muy grande o de una complejidad excesiva. Pero una base de datos a fin de cuentas, aunque el límite entre una y otra es difuso.

Lo bueno de estas bases de datos es que permiten automatizar la manipulación y el postproceso de sus componentes, con aplicaciones con variantes desde el control de stock en una compañía hasta la biblioteconomía. Y el caso concreto del que vengo a hablar es el de la autoría en artículos científicos y su manipulación automática en las bases de datos académicas.

Bibliografía y referencias

Los artículos científicos rara vez son completamente originales y se basan en trabajos previos que pueden haber sido replicados (o no). Para que los revisores y lectores del artículo sepan de donde se parte, se añaden, habitualmente en la introducción, referencias bibliográficas: notas al pie con los artículos que se han usado como referencia. Estas publicaciones se listan al final del artículo, en la Bibliografía. Aquí se dan todos los datos necesarios para que cada artículo sea reconocido y localizado sin dar pie a confusiones: autores, título, revista, año de publicación… Lo malo es que cada editorial, incluso cada revista, tiene su propio formato para dichas publicaciones. Por poner algunos ejemplos de formatos:

Formato Cell:

Casanueva, C., Doulgerakis, E., Jönsson, P.-A., and Stichel, S. (2014). Influence of switches and crossings on wheel profile evolution in freight vehicles. Vehicle System Dynamics 52, 317–337.

Formato IEEE:

[1] C. Casanueva, E. Doulgerakis, P.-A. Jönsson, and S. Stichel, “Influence of switches and crossings on wheel profile evolution in freight vehicles,” Vehicle System Dynamics, vol. 52, no. sup1, pp. 317–337, 2014.

Formato Nature:

1. Casanueva, C., Doulgerakis, E., Jönsson, P.-A. & Stichel, S. Influence of switches and crossings on wheel profile evolution in freight vehicles. Vehicle System Dynamics 52, 317–337 (2014).

Ya veis que hay ligeras variaciones, como la inicial que cambia de sitio, la fecha que puede ir en cualquier lugar… y sin embargo, si publicas en diferentes revistas con diferente formato bibliográfico, es posible encontrar todas tus publicaciones porque todo se guarda como metadatos. Y por esto, también es posible encontrar automáticamente cuándo alguien ha hecho referencia a tu artículo, véase Google Scholar que lo hace automáticamente para tí, aunque hay cientos de bases de datos separadas por especialidades. (Ah, y lo sque sepáis qué es el índice h, tenéis prohibido hacer comentarios sobre mi h=2. Ala.)

Y dónde está el problema?

Mi nombre científico es bastante aséptico en cuanto a bases de datos se refiere: Carlos Casanueva. Un nombre, un apellido, las bases de datos están encantadas. Pero como la mayoría de los españoles, normalmente uso dos apellidos. Hay algunos autores que los incluyen en los artículos científicos, y las bases de datos lo pueden confundir con el middle name inglés. Por ejemplo, si yo firmara mis artículos como Carlos Casanueva Pérez, la abreviatura correcta sería Casanueva Pérez, C., pero las bases de datos son (o eran) mayoritariamente americanas así que mi nombre quedaría amputado como Pérez, C.C. Esto per se no tiene porqué ser malo, pero si resulta que la gente hace referencia a tu artículo con distintos formatos se puede montar un pequeño lío: puedes tener referencias que no sabes que tienes. O que las bases de datos no lo saben. Y en un mundo tan competitivo como la actual academia, mejor que todas las citas acaben en números, para que puedas fardar de ellas cuando pidas financiación para tus proyectos.

Un momento, aún hay más! En España y sobre todo en Latinoamérica solemos poner nombres compuestos. Pongamos que yo me llamara Juan Carlos Casanueva Pérez. Qué es para la base de datos el nombre, y qué el apellido? Quizá haya un middle name?

Queréis otro problema anglosajón? La gente se cambia el apellido cuando se casa. En los países clasicotes como EEUU la mujer toma el apellido del hombre. En los modernetes como Suecia, la pareja se pone de acuerdo y normalmente se traduce en un apellido completamente nuevo para ambos (aunque creo que en los primeros también es posible hacer esto, no estoy seguro). Entonces tus, pongamos, tres primeros papers científicos firmarás como Casanueva, C., pero a partir de ahí como Nyhus, C. De nuevo, ésto puede chirriar a los buscadores que, cuando intentan calcular tu íncide h, creen que sois dos personas diferentes.

La solución

Probablemente no haya una soblución única, pero se ha de pensar en ello por adelantado porque una vez publicado es extremadamente dificil cambiarlo. Por ejemplo:

  • Firmar con un solo apellido para evitar el conflicto del doble apellido (mi caso)
  • Si estás muy orgulloso de tu apellido materno, firmar con los dos apellidos separados por un guión. Así las bases de datos lo considerarán como uno solo.
  • Para el cambio de apellido, y en caso de que hayas publicado con anterioridad con tu apellido de soltero, usar éste como middle name. Luego sigues firmando los artículos como al principio. De esta manera, usas es tu nombre “legal” en las solicitudes de financiación mientras que usas nombre + middle name en los artículos, por consistencia.

Para los nombres compuestos:

  • No inclulir el primero de ellos si no lo usas habitualmente, por ejemplo muchos de los “María” que acompañan a nombres de mujeres.
  • Incluir el segundo sólo con la inicial, de manera que se considere un middle name y no se confunda con los apellidos.
  • Incluir el susodicho guión.

Ahora es tu turno. Imagínate que te llamas Juan Ramón Ortiz de Landázuri García-Santos. Cómo lo reducirías? Y no creáis que es me he inventado un nombre especialmente rebuscado: la siguiente es una solución de un caso similar en España, donde la simplificación fue debida (probablemente) al impacto mediático. El nombre completo del expresidente del gobierno de España Leopoldo Calvo-Sotelo (con formato de paper perfecto) era Leopoldo Ramón Pedro Calvo-Sotelo y Bustelo. Como para no reducirlo…

Para una lista más exhaustiva de las opciones, tenéis la Propuesta de manual de ayuda a los investigadores españoles para la normalización del nombre de autores e instituciones en las publicaciones científicas, de la FECYT.

Marineros gays contra submarinos rusos

Hace aproximadamente un año tuvimos un gran revuelo en Estocolmo: se había detectado un submarino en el archipielago. Y por supuesto, tenía que ser un submarino ruso, no podía ser de otra manera. Estamos acostumbrados a que cazas rusos se paseen de vez en cuando por territorio sueco (y finlandés y noruego), se vuelvan para casa y luego algún gerifalte pida disculpas con media sonrisilla sardónica en la cara. Y los incidentes con submarinos rusos tienen un precedente histórico que deja a la Navy sueca en muy mal lugar.

Para que os situéis (1) – Rusia es la eterna amenaza de Suecia, no tanto desde los 90 cuando los estados bálticos se independizaron; pero como podéis comprobar San Petersburgo está a tiro de piedra (o de torpedo) de Estocolmo, y Kaliningrado ya tal. 

Para que os situéis (2) – Estocolmo, el “lago” Mälaren al oeste y el archipielago al este

Total que se gastaron unos 2M€ en buscar, durante una semana, el dichoso sumbarino. Y no lo encontraron. No solo eso, los helicópteros de búsqueda de submarinos los tuvieron que sacar de un museo. Total que parece que la Navy sueca sigue de capa caída y los rusos “se rieron en su cara”.

Y por ello, activistas de la Swedish Peace and Arbitration Society (SPAS) ha decidido tomar cartas en el asunto. Han creado un aparato que emite una señal en morse diciendo: “Por aquí si eres gay”. Lo han llamado el “Singing Sailor” y se encuentra sumergido en algún sitio en el archipielago desde Abril.

“Bienvenidos a Suecia, gay desde 1944” (año de la legalización de la homosexualidad en el país) Gif original aquí.

Según Anna Ek, presidenta del SPAS, “Si las armas y las operaciones militares funcionaran como métodos de resolución de conflictos, hace mucho tiempo que el mundo estaría en paz”. Así que apelan al sentimiento anti-gay instuitucional ruso para que no se paseen por la zona. “Si hay un submarino bajo las olas del Báltico y la tripulación escucha el Singing Sailor, son bienvenidos a unirse al desfile del Día del Orgullo en Estocolmo el 1 de agosto.” Activismo pro-paz y anti-homófobo todo en uno. Genial.

Me llegó por Facebook, pero es de Pink News

Peligro: paso a nivel

Primero echad un vistazo a ésto:

Servicio público de la semana: en un paso a nivel nunca, repito, NUNCA paséis cuando la barrera está en movimiento. Da igual que seas el puñetero John Degenklob y se te vaya a escapar la clásica Paris-Roubaix de las manos. Y por qué no hay que hacerlo? Porque el conductor no puede hacer nada por evitar el impacto. Y el impacto te mata. Punto.

Vale, los primeros competidores tienen inercia y no pueden parar tan fácil; es difícil determinar cuando es límite entre inercia y competitividad… pero al gilipollas de rojo (porque no tiene otro nombre), que pasa cuando el policía los tiene a todos parados, le metía yo un puro que se iba a acordar toda su carrera deportiva.

No está de más recordar esta entrada anterior sobre Maneras poco probables de morir.

Visto en el fb de ViaLibre.