Para voto rogado el que tengo aquí colgado

Perdón por el título, pero era el único posible. No ha habido manera de sacarlo de la cabeza. Nos os lo toméis como una falta de respeto a lo que no han podido votar, son las malas influencias en tuiter. Aparte de las disculpas iniciales, un disclaimer: esto es mi experiencia personal con el voto rogado, nada más. No estoy ni a favor ni en contra, sino todo lo contrario. Ahora a la historia en sí.

Otoño de 2011, Mariano se prepara para la conquista de La Moncloa. En el norte del norte, una familia de emigrantes novatos se informan de qué hacer para poder votar por correo. La página web de la embajada en Estocolmo no dice nada. Preguntando por correo electrónico, la embajada sólo sabe que hay que rogar el voto primero, que eso es nuevo para estas elecciones, pero no se puede hacer hasta la convocatoria oficial. Y resulta que tienes que esperar a que te manden la información por correo desde la delegación provincial en la que estás inscrito, así que mientras tanto lo único que puedes hacer es asegurarte de que estás inscrito en el CERA y que tu dirección es la correcta en los papeles de la embajada, y esperar. Al final los papeles llegan una semana antes de las elecciones.  El proceso es sencillo: rellenar un formulario, firmar, adjuntar copia de DNI o pasaporte y mandarlo por correo certificado a la delegación provincial de la que salió. Sería pereza, estulcia o lo yo qué sé, pero al final no lo mandamos. Con una semana de antelación? A mandar una carta, esperar unas papeletas de vuelta, y enviar otra carta con nuestros votos? Nos habían rogado el voto robado. O algo.

Otoño de 2015, Mariano se hace fuerte el La Moncloa mientras le atacan por los cuatro puntos cardinales. Unos emigrados bastante más avispados lo planean por adelantado. Se informan bien para que no se la metan doblada otra vez. Grupos de personas generan toda la información necesaria para que no le pille a nadie a contrapié. Se circula información por Facebook, Twitter, WhatsApp y hasta las asociaciones de emigrados mandan correos electrónicos con qué pasos seguir. El bombardeo informativo es tal que hasta algunos periódicos te explican como hacerlo. Parece que en la administración han aprendido de sus errores, porque ahora permiten que te bajes de internet el impreso de solicitud de voto desde que se convocan las elecciones, cosa que hace cuatro años no se podía. La información de la página web de la embajada no es excelente, pero sí adecuada y está colgada con antelación. Además, te permiten mandar la solicitud por fax a la delegación provincial, acelerando el proceso mucho más. El resultado? Pues precisamente ese: fax mandado, votos recibidos por correo certificado el 4 de Diciembre, leemos las instrucciones y decidimos que iremos a votar a la Embajada. Que también podríamos haberlo mandado por correo certificado a la Embajada, pero teníamos que ir a buscar pasaportes renovados, y ya que estábamos…

Diciembre de 2015, no paro de leer que hay los mismos problemas con el voto rogado (o como mínimo que el porcentaje de votos desde el extranjero será similar a 2011). Que hay personas que van a votar gracias a abstencionistas generosos. Y me pregunto, yo que lo he tenido tan fácil esta vez: qué carajo ha pasado?

Nota: en versiones tuiteras la historia era algo así como que recibimos los votos con muy poco tiempo y no votamos, pero ahora mismo no recuerdo ni siquiera eso: recibimos la solicitud de ruego con muy poco tiempo.

Anuncios

4 comentarios en “Para voto rogado el que tengo aquí colgado

  1. Nuestra experiencia fue parecida: en las europeas nos la metieron doblada, pero a partir de entonces hemos estado más avispados, eso sí, siempre con muy pocos días de margen para poder mandar los votos al consulado (en mi caso este año, literalmente, cinco horas) y si te digo la verdad, pese a recibir el acuse de recibo, nunca sé si el voto se ha enviado a la junta electoral en España o no.

  2. Pingback: Datos no manipulados de españoles emigrados y sus votos en el #20D | Ciencias y cosas

  3. Yo lo he intentado pero no he podido. En las europeas si pude, pero esta vez me mudé en octubre y como el CERA es de agosto pues si queria cambiar la direccion tenia que desplazarme a Estocolmo (a tres horas de mi casa) en horario de 9 a 13h, es decir, perder un dia de trabajo, asi que no lo hice.

Los comentarios están cerrados.