Ilusiones ópticas y escepticismo saludable

La primera vez que vi este videoclip juro que no escuché la letra de la canción, sólo era una única y fascinante toma con música de fondo.

No sólo porque el montaje y rodaje tiene un mérito terrible (la demostración aquí), sino porque me parece un ejemplo genial y para todos los públicos de que es muy fácil que tus ojos te engañen. En el videoclip usan principalmente proyecciones y perspectivas, pero son un ejemplo perfecto de que lo que ves no tiene porqué ser lo que hay; y tampoco tiene porqué estar manipulado por nadie, como en el caso del videoclip. Por ejemplo, las constelaciones astrológicas son dibujos que mantienen su forma sólo por la perspectiva desde la que miramos al grupo de estrellas. O los dibujos en las nubes, más de lo mismo.

Lo ví aquí, aunque antes ya había visto este otro videoclip del grupo, con una máquina de Rube Goldberg gigante. De nada.

Anuncios