Resígnate, vampiresa

Mavis y Johnny, los protagonistas de nuestra historia, están charlando sentados en el tejado del Hotel Transilvania, hablando de los viajes que ha hecho Johnny, cuando  de pronto…

Mira qué cara de interesante pongo. Ahum.

Mira qué cara de interesante pongo. Ahum.

(Dramatización)
– Cómo? Que nunca has visto un amanecer, Mavis, con lo bonito que es? Tenemos que solucionar esto! – pone cara de interesante.
– Pero Johnny, soy una vampiresa! El sol me quemará todo el cuerpo en cuanto salga!
– Tu déjamelo a mí… ven aquí…

watching_the_sunrise

Desde aquí veremos el amanecer sin que sufra tu delicada piel.

Y así, ocultándose detrás de la chimenea, es como nuestra adorable vampiresa queda embelesada por la belleza del sol al salir sobre los Cárpatos, mientras siente mariposas en el estómago y… Stop! Para el carro, para. Cómo dices que ha visto el amanecer? Agazapada tras una chimenea? Y no se ha quemado nada? Pues va a ser que no me lo creo.

Premisa

Para analizar lo que acaba de pasar, supongamos lo siguiente: los vampiros cuando se exponen de manera directa a la luz del sol se queman, y por lo tanto humean (como mínimo los de esta película, ya sé que los de Crepúsculo sacan chriribitas, pero en Hotel Transilvania se queman como todo hijo de vecino vampírico -tal y como podemos ver más tarde en la película donde Drácula se ve obligado a calzarse un sombrero mejicano- ). En esta escena la teen-vampiresa no humea, ergo no ha recibido rayos del sol directamente en su piel.

dracula_hat

*sigh*

Discusión

Si la vampiresa no se quema mientras sale el sol, eso implica que está perfectamente tapada por la sombra de la chimenea tras la que se encuentra agazapada. La sombra es, básicamente, la zona a la que los rayos de sol no llegan de manera directa por haber un obstáculo que se lo impide, y por lo tanto no se quema.

S - sol; A - objeto oculto tras la chimenea; B - objeto parcialmente oculto tras la chimenea.

S – sol; A – objeto oculto tras la chimenea; B – objeto parcialmente oculto tras la chimenea.

Otra cuestión a analizar es cómo vemos los objetos: los vemos porque la radiación que emiten o que rebota en ellos entra en nuestros ojos, donde los bastones y los conos se encargan de transformarla en señales eléctricas que enviar a nuestro cerebro para que interprete lo que acabamos de ver. Si podemos ver los objetos situados en zonas de sombra es porque la radiación visible se refleja en todos los objetos y acaba llegando a la zona de penumbra, donde se refleja de nuevo para acabar en nuestros ojos. Se ve más tenue porque la reflejada es sólo una pequeña parte de la radiación.

Ergo, para que la vampiresa vea el amanecer es necesario que los rayos del sol entren en sus globos oculares. Y si está oculta tras la chimenea, eso es imposible.

Alaaaaaaa......

Alaaaaaaa……

Conclusión

Resígnate, vampiresa. Nunca podrás ver el amanecer sin quemarte las retinas. O el iris. O todo el ojo en general y, de paso, también la cara.

*snif*

*snif*

Esta entrada participa en el Quincuagésimo Primer Carnaval de Física (Abril de 2014) alojado en del Carnaval de la Física cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews.”, dedicada al April Fools’ day. Así que me lo he intentado tomar con humor!

Además, es la entrada inaugural de una sección sobre gazapos científicos en películas de animación, que cuando las veo con mis hijos me paso de escéptico y criticón… y ya tengo un par localizados.

Anuncios

4 comentarios en “Resígnate, vampiresa

  1. Pingback: Participaciones en la Edición LI del Carnaval de la Física | :: ZTFNews.org

  2. Bueno, bueno.
    Estas afirmaciones serían más que discutibles, es claro que la vampiresa en cuestión no puede disfrutar de un amanecer como disfrutamos nosotros observando directamente la bola rojiza que forma el sol. Pero está claro que las retinas y la piel de los vampiros solo reaccionan a los fotones provenientes directamente del sol.
    Pero es claro que el espectáculo del amanecer no se limita solo a la bola formada por el sol. Se suele crear una franja rojiza y todos lo tonos rojizos reflejados por esas bonitas montañas de Transilvania.

    Los vampiros suelen actuar de manera normal y sin ningún peligro para su piel ni sus retinas, en las poco iluminadas estancias del castillo. Poco iluminadas pero no completamente oscuras, ¿Cómo distinguir un fotón de una vela del de uno del Sol del amanecer? La temperatura de color del amanecer y de la vela son parecidos luego la energía también. Parece que los fotones difundidos por las nubes ya no son los mismos que vienen del Sol, luego nuestra vampiresa podría disfrutar de un momento romántico como toda emo-teenager que se precie.

    Un saludo.

    • También puede usar una máscara de soldador para ver el sol, pero no es lo mismo. un amanecer cuco es ver el salir el sol entre las montañas hasta que te ciegue. Si no, es un amanecer descafeinado.
      Además, necesitamos estudios de doble ciego con el nivel de radiación límite que soporta la epidermis vampírica sin quemurriarse.

  3. Pingback: Resumen de la edición LI del Carnaval de la Física | :: ZTFNews.org

Los comentarios están cerrados.